Vela perfumada Nueva York
29.90€
Comprar
Detalles
Descripción del artículo

Nueva York

Hojas de tabaco, ámbar, cuero y papel recién impreso

En primavera, en Central Park y en Brooklyn Botanic Garden estalla la floración del cerezo: es el llamado Cherry Blossom. Las flores blancas y malvas tapizan la hierba verde recién cortada y por unos días Nueva York endulza su aroma de ciudad inabarcable y excesiva. En otoño, en cambio, los colores son en todo distintos. Hay una fragancia a árboles maduros, arces, robles, magnolios, olmos, hayas y cedros. La esencia de sus cortezas, las resinas de sus troncos y sus ramas contrastan con la acidez del aceite de bergamota, las hojas de tabaco y el ámbar. Y todo ello vestido de cuero viejo y maderas oscuras, de telas tintadas, papel recién impreso, óleo y pintura expresionista.

El perfume de las ciudades

Tintablanca viaja a las ciudades más bellas del mundo persiguiendo sus aromas. Y los destila en sus velas perfumadas, elaboradas por una de las mejores cererías españolas. Este es un viaje a los perfumes de las capitales que amamos y a las que volveríamos con solo prender la mecha de nuestra pasión por ellas. Nuestras velas están elaboradas de modo artesanal con las mejores ceras vegetales.

Instrucciones de uso:

La primera vez que use su vela perfumada deje que queme durante dos horas hasta que toda la cera de la superficie se haya vuelto líquida. Haciendo esto evitará que se haga un túnel alrededor de la mecha. Recorte la mecha regularmente (longitud ideal entre 0,5 cm y 1 cm) para evitar que haga humo. Cuando apague la vela verifique que la mecha está erguida y centrada. Esto asegurará que la vela se queme uniformemente hasta el fondo del vaso. Encienda la vela entre 30 minutos y dos horas para un quemado perfecto. 
Te encantará