Vela perfumada Berlín
29.90€
Comprar
Detalles
Descripción del artículo

Berlín

Musgo, ládano, agua recién caída y bosque oscuro

Berlín, la capital con más de medio millón de árboles, dos mil quinientos parques y veinte lagos, tiene una fragancia a musgo, agua recién caída y bosque oscuro. Por primavera, las arboledas del inmenso Tiergarten estallan en colores y aromas, en luz y tardes largas. Las rosaledas perfuman la ciudad, los tilos presumen de flor y las hojas de los abedules mecen los paseos. Berlín se impregna de un penetrante olor a rododendro, hiedra y madreselva. En las largas noches de verano, de los lagos que motean la ciudad escapa una brisa que trae consigo un delicado perfume a flores nocturnas, a pétalos y estambres abiertos, a fragante ládano y bois imperial.

El perfume de las ciudades

Tintablanca viaja a las ciudades más bellas del mundo persiguiendo sus aromas. Y los destila en sus velas perfumadas, elaboradas por una de las mejores cererías españolas. Este es un viaje a los perfumes de las capitales que amamos y a las que volveríamos con solo prender la mecha de nuestra pasión por ellas. Nuestras velas están elaboradas de modo artesanal con las mejores ceras vegetales.

Instrucciones de uso:

La primera vez que use su vela perfumada deje que queme durante dos horas hasta que toda la cera de la superficie se haya vuelto líquida. Haciendo esto evitará que se haga un túnel alrededor de la mecha. Recorte la mecha regularmente (longitud ideal entre 0,5 cm y 1 cm) para evitar que haga humo. Cuando apague la vela verifique que la mecha está erguida y centrada. Esto asegurará que la vela se queme uniformemente hasta el fondo del vaso. Encienda la vela entre 30 minutos y dos horas para un quemado perfecto. 
Te encantará