Vela perfumada Barcelona
29.90€
Comprar
Detalles
Descripción del artículo

Barcelona

Sal de mar, nardo y limón florecido

Cada mañana las floristas de las Ramblas componen ramos hechos de flores de almendro y cerezo, de lavanda y peonía, de nardo y lila. Barcelona exhala una fragancia a cítricos maduros, a frutas negras como la breva y el higo, a encina de Montjuïc y a pinar del Tibidabo. Del Gòtic al Horta-Guinardó, los parques de la capital cuidan la buganvilla y el galán de noche. Barcelona es una síntesis modernista de almizcle, mitad Mediterráneo mitad tierras de interior, fragantes, balsámicas. La sal de la mar la endurece y el limón florecido del interior la endulza. En mitad de ambas fragancias, la ciudad se acicala con una flor olvidada en las Ramblas.

El perfume de las ciudades

Tintablanca viaja a las ciudades más bellas del mundo persiguiendo sus aromas. Y los destila en sus velas perfumadas, elaboradas por una de las mejores cererías españolas. Este es un viaje a los perfumes de las capitales que amamos y a las que volveríamos con solo prender la mecha de nuestra pasión por ellas. Nuestras velas están elaboradas de modo artesanal con las mejores ceras vegetales.

Instrucciones de uso:

La primera vez que use su vela perfumada deje que queme durante dos horas hasta que toda la cera de la superficie se haya vuelto líquida. Haciendo esto evitará que se haga un túnel alrededor de la mecha. Recorte la mecha regularmente (longitud ideal entre 0,5 cm y 1 cm) para evitar que haga humo. Cuando apague la vela verifique que la mecha está erguida y centrada. Esto asegurará que la vela se queme uniformemente hasta el fondo del vaso. Encienda la vela entre 30 minutos y dos horas para un quemado perfecto. 
Te encantará